Testimonios
 
Carol Cordero Medina
A Marisa la conozco desde hace varios años y he sido testigo de su crecimiento personal y como terapeuta. Siempre la he considerado una persona con un don muy especial para “detectar” problemas, carencias o preocupaciones en las demás personas. Transmite mucha fortaleza y esto crea un ambiente de confianza que hace que las personas confíen en ella y este don es fundamental para ayudar a sanar; entiéndase sanar como algo profundo, sanar el cuerpo y el alma.
Habiendo experimentado esa energía y fuerza siempre he confiado en sus sugerencias y he visto ese hermoso camino de la sanación en el cual Marisa ha ido avanzando. Conforme ella se iba nutriendo de conocimientos también ha ayudado a mi padre, a mi abuela y a mí con nuestros diversos problemas de salud que siempre iban ligados a sucesos inconclusos en nuestras vidas, sucesos o traumas que a veces nosotros mismo no logramos percibir o simplemente aceptar.
Una de las últimas experiencias que he compartido con ella ha sido la Sanación Reconectiva y La Reconexión. Honestamente, no comprendía totalmente su sentido pero si lo percibía como algo “mágico” y acepté vivir la experiencia.
Las sesiones en sí fueron especiales, realmente sientes que “algo está pasando”, pero definitivamente yo estaba a la espera de un gran cambio, aunque no pudiera definirlo en ese instante.
Después de la experiencia de la Reconexión, fui observando los cambios en mí. Solía reprimir mucho mis sentimientos, en especial las cosas que me molestaban, con tal de no perturbar a los demás y todo esto se manifestaba en alergias cutáneas. Ya había aprendido a vivir con ellas y ya no me resultaba extraño que cada cierto tiempo apareciera una nueva alergia. 
Con el paso de las semanas fue como si las cosas fueran más claras y “sencillas”,  y ya lograba abordar las dificultades personales de manera más directa y ya no reprimía mis sentimientos y opiniones. Con todo esto, las alergias fueron desapareciendo. Siento que me he reconectado conmigo misma y con mi entorno; a veces nos acostumbramos a seguir un patrón de estilo de vida que nos enseña a reprimirnos y nos olvidamos de nuestros propios ideales y de nuestros lazos con los demás y con la tierra. Reconectarse es como volver a nacer y una nueva oportunidad para poder ser sinceros con nosotros mismos.
Creo que cada Sanación Reconectiva y cada Reconexión son particulares y cada uno define su propia experiencia. Los invito a vivir la suya.
 
Numero de Visitantes contador de visitas